martes, 10 de febrero de 2015

Nunca me verás llorar

señorita no me insista mas
mi mente en este momento
es como una noche helada,
fría y solitaria por demás

como un cristal roto
que fueron partes de un corazón
que ha dejado de funcionar

mi corazón es como un barrilete
que se eleva con el viento
 y que trepa por demás

que cuando el viento baja
cae desde las alturas
y azota al aterrizar

El viento y la lluvia
tapan mis lagrimas de tanto esperar
ese momento tan preciado
que ya no volverá.

sus ojos fueron primavera
que alegraron mi andar
le dieron sentido al niño
que de mí nunca deje escapar

pero hoy estoy tan solo y perdido
que me siento derrumbar
en esta noche fría y solitaria
en la que lloro por demás

La lluvia será mi mejor testigo
de que te ame
mas de lo que pude imaginar

La lluvia será mi cómplice
Nunca me verás llorar.