viernes, 4 de marzo de 2011

Recuerdos


Son tres millas hasta el río
que me arrastrará
Y dos millas hasta la polvorosa calle
en la que te ví hoy.
Son cuatro millas hasta mi solitaria habitación
donde esconderé mi rostro,
Y casi media milla hasta el bar del centro de la ciudad
del que corro en desgracia.
Señor, cuánto más tendré que estar corriendo,
Siete horas, siete días o siete años?
Todo lo que sé es, desde que te has ido,
que siento que me ahogo en un río,
ahogándome en un río de lágrimas.
Ahogándome en un río.
En tres días más, dejaré esta ciudad
y desapareceré sin dejar rastro.
En un año desde ahora, tal vez me asentaré
donde nadie conosca mi rostro.
Deseo poder abrazarte
una vez más para acabar con el dolor,
Pero el tiempo se agota y tengo que irme,
tengo que irme lejos otra vez.
Aún me encuentro pensando
algún día encontraré me camino de vuelta aquí
Me salvarás de ahogarme
Ahogarme en un río
Ahogándome en un río de lágrimas.
Ahogándome en un río.
Siento como si me ahogara,
ahogándome en un río.
Señor, cuánto más durará esto?
Ahogándome en un río,
ahogándome en un río de lágrimas.